El pan es un alimento que acompaña las comidas diarias de muchísimas personas.

Es muy común desayunar un buen bocadillo de jamón, comer y cenar con pan en la mesa, y durante el día si hay hambre lo más fácil es comer otro trocito de pan.

El pan se ha convertido en un alimento diario como si de un alimento indispensable se tratara, y la verdad es que no es así. En este artículo te explico por qué.

 

¿Qué sucede con el pan blanco?

  • En la mayoría de los casos, se trata de un pan muy procesado y elaborado de manera industrial.
  • Actualmente, el pan más común está elaborado con harina de trigo, uno de los cereales más manipulados hoy en día y por lo tanto, menos recomendable.
  • Normalmente, contiene diferentes tipos de aditivos, sal y azúcar.
  • Es un alimento muy pobre nutricionalmente.
  • Es un alimento que carece de fibra y por lo tanto se convierte en un hidrato de carbono que se absorbe muy rápido en sangre alterando la estabilidad de la glucosa.

 

¿Qué efectos tiene sobre nuestro organismo?

  • Al no tener contenido en fibra, es un alimento poco favorable para nuestro sistema digestivo y fomenta el estreñimiento.
  • Al no tener fibra, su índice glucémico es muy alto; nos producirá energía rápida pero también va a desaparecer al cabo de poco rato.
  • Para saciarte con este pan, necesitas comer una gran cantidad, lo que acaba fomentando un exceso de glucosa que se convertirá en grasa en tu organismo. Por lo tanto, fomenta el sobrepeso y obesidad y las enfermedades relacionadas.
  • El trigo está muy manipulado genéticamente. Digerir este cereal será más difícil y empeorará el estado de tu sistema digestivo. Puede producir hinchazón e inflamación intestinal.
  • Al ser un alimento pobre nutricionalmente, estás ingiriendo calorías vacías que te sacian durante poco tiempo y no te nutren. Por lo tanto, si consumes mucho pan, podrían faltarte algunos nutrientes.

 

Mi recomendación:

  • Consumir un pan de verdad, de buena calidad, integral,  elaborado con los ingredientes imprescindibles sin aditivos, azúcar o exceso de sal.
  • Evitar el pan de trigo. Hay muchos cereales mucho más recomendables como el trigo sarraceno, el kamut o el centeno.
  • Comprar el pan en un horno de toda la vida o algún horno que tenga conciencia sobre la importancia de la calidad de este alimento, o en algún supermercado ecológico que elaboren pan.
  • Evitar por completo el pan blanco de poca calidad.

 

¿Es necesario comer pan?

Comer pan no es necesario.

El pan no es un alimento imprescindible para nuestra alimentación diaria. De hecho, el pan blanco común es innecesario y nada nutritivo.

Lo más importante es llevar una alimentación equilibrada y con una alta calidad nutricional. Necesitamos consumir alimentos que nos aporten gran cantidad de nutrientes y evitar aquellos alimentos pobres como el pan blanco, galletas, cereales refinados, productos procesados, etc.

Si tienes cualquier duda, puedes escribirme un comentario.

¡Comparte esta información y así podremos concienciar a más personas!

Un abrazo,

Irene.

¡Suscríbete ahora a mi newsletter!

Recibirás consejos y reflexiones

para conseguir una

Mentalidad emprendedora y positiva :)

¡Ya estás dentro! ¡Pronto recibirás tips para cultivar una mentalidad emprendedora y positiva!

Pin It on Pinterest

Share This