Hoy quiero compartir algunas pautas y consejos para curar (y prevenir) resfriados sin necesidad de tomar un medicamento químico.

Hace años que intento evitar al máximo el consumo de medicamentos químicos ya que considero que muchas veces no son necesarios y éstos siempre producen algunos efectos secundarios.

Así pues, siempre intento optar por un tratamiento lo más natural posible a través de la alimentación, las plantas medicinales y si hace falta algún suplemento nutricional.

Las pautas que voy a compartir son las que yo misma hago cuando me siento débil y resfriada. No quiere decir que a todo el mundo le funcione exactamente lo mismo (cada persona es única y diferente), pero al menos es lo que a mi me funciona y me hace sentir bien, y espero que te pueda ser útil.

Las 5 claves para recuperarte de manera natural:

  1. Dormir y descansar todo lo que necesites. (Y esto sé que a veces no es fácil pero realmente ayuda muchísimo a recuperarte)
  2. Descansar “mentalmente” y evitar el estrés. Relajarte y alejarte de los problemas. Cuando estés descansada y recuperada, seguro que puedes ver las cosas desde otro punto de vista más positivo.
  3. Una alimentación suave, digestiva, vegetal y reconfortante. Es importante que el sistema digestivo lo tenga fácil y no darle más trabajo de la cuenta. Y que tu organismo se centre en la función importante de este momento: combatir el virus o bacteria patógena. 
  4. Plantas medicinales que te ayuden a combatir los agentes patógenos y a fortalecer el sistema inmunológico.
  5. Suplementos nutricionales: Si necesitas una ayuda extra, puedes optar por un suplemento nutricional.

A continuación, te muestro un ejemplo de un menú diario suave y digestivo para combatir el resfriado:

Desayuno:

  • Pan integral de trigo sarraceno, centeno, espelta integral… (un pan de buena calidad que te siente bien) con aceite de oliva virgen o aguacate o compota de manzana.

Si no tienes hambre, no fuerces a tu cuerpo.

Si tienes poquita hambre, puedes tomar simplemente la compota de manzana con canela.

  • Infusión de tomillo, jengibre y limón

Media mañana:

  • Compota de manzana o fruta fresca
  • Infusión de tomillo, jengibre y limón

Comida:

  • Caldo vegetal
  • Arroz con verduras al vapor o salteadas con semillas de girasol

Merienda:

  • Naranja o mandarinas y puñado de almendras o nueces
  • Infusión de tomillo, jengibre y limón

Cena:

  • Caldo vegetal
  • Tortilla de alcahofas o brócoli al vapor con patata y huevo duro

*En el caldo vegetal, añade un o dos dientes de ajo y un trocito de jengibre.

Infusión estrella:

Infusión de tomillo, jengibre y limón.

El tomillo (o farigola) es una de mis plantas favoritas. Esta planta tan común, tiene un gran poder antivírico, antibacteriano y antifungíco. Estimula el sistema inmunológico, es digestiva y antiinflamatoria.

Preparación:

Poner agua a hervir.

Añadir 2-3 trozos de jengibre fresco y dejar hervir durante 5 minutos.

Apagar el fuego y añadir el tomillo y dejar reposar 5 minutos más.

Por último, añadir un poco de limón exprimido. Si el sabor te disgusta, puedes añadir una cucharada pequeña de miel cruda.

Te recomiendo 3-4 infusiones diarias durante el resfriado.

Suplementos nutricionales recomendados:

  • Própolis: Se conoce el própolis como un antibiótico natural con propiedades terapéuticas. Muy adecuado tomarlo cuando aparecen los primeros síntomas del resfriado.
  • Probióticos: Una flora bacteriana equilibrada nos ayuda a combatir agentes patógenos. Si estás resfriada, considera si necesitas fortalecer tu flora intestinal (básica para un sistema inmunológico sano y fuerte).
  • Equinácea: La equinácea es una planta que estimula al sistema inmonológico muy efectiva. Si necesitas una ayuda extra, esta planta puede ayudarte. Ten en cuenta, que esta planta debes tomarla de forma temporal.
  • Zinc y Vitamina C: El zinc y la Vitamina C son nutrientes muy importantes que ayudan al sistema inmunológico.

En herboristerías o tiendas de dietética, puedes encontrar estos suplementos. También son muy efectivos los complementos específicos para fortalecer las defensas que fusionan todos estos suplementos ya mencionados (equinácea, própolis, zinc y vitamina C)

Espero haberte ayudado.

Recuerda la importancia de descansar y tener paciencia. La medicina natural puede ser más lenta pero más profunda y duradera.

Ten en cuenta que en este artículo comparto consejos generales que a mí me han funcionado.

Si no te encuentras bien, es importante consultar con tu médico.

Si tienes alguna duda, estaré encantada de responderte.

Un fuerte abrazo,

Irene

Si quieres aprender más sobre salud natural,

te animo a descargarte la guía gratuita

“30 consejos para una buena salud hormonal”

¡Cuida tu salud digestiva y gana vitalidad!

Consigue mi Menu semanal de otoño

Fantástico! Pronto recibirás un email de confirmación y mi Menú semanal. Gracias ;)

Cuida tu salud hormonal

¡Descarga gratis 30 consejos para cuidar tu salud homonal y suscribete a mi Newsletter!

Muchas gracias!! Por favor, verifica tu bandeja de entrada para confirmar la suscripción y recibir el enlace de descarga!

Pin It on Pinterest

Share This